Día del maestro
Historias Increíbles

HOMENAJE AL CREADOR DE UN MÉTODO PROPIO PARA ENSEÑAR A LEER UN IDIOMA TRANSPARENTE


 


 Por: Javier Cuba Aguilar


Periodista y conferencista


Cuando llega el Día del Maestro,  los que ya no estamos en el aula, recordamos los días de estudiante en los diferentes niveles de educación, a algunos los recordamos con afecto y respeto,  sin embargo en nuestra mente está que todos de alguna manera nos dieron de los mejor que tuvieron y por lo menos algo nos dejaron, para hacerlo siempre o nunca tomarlo en cuenta.


Hace años atrás conocí a un profesor de educación primaria que   me hubiese gustado sea mi profesor, de alguna  manera, tuve  envidia de que uno de mis amigos haya sido su alumno.


Después de conversar con él, me propuse ser su amigo, luego entramos en tertulias en las cuales me dí cuenta que este profesor tenía muchos proyectos, había sido participe en contribuir con ideas en diferentes proyectos y ser precursor y propulsor de los mismos, pero eso no es lo más importante,  lo mejor es que este profesor arequipeño, de la Punta de Bombón, es uno de los que mejor han contribuido y sigue contribuyendo a la educación en el país y su talento a sobrepasado nuestras fronteras, llegando hasta la misma Madre Patria.


Este Amauta, nos da a todos una lección de cómo es que muchas veces desdeñamos lo nuestro para dar paso a los textos para aprender a leer que viene del extranjero, teniendo en nuestro medio un libro que ha sobrepasado nuestras fronteras y que realmente es toda una innovación permanente en este menester: El libro "Coquito" que está basado en el Método Global de Palabras, que se diferencia del llamado de "Palabras Normales", porque rechaza el silabeo. Los Conjuntos Integrados son la característica principal del libro, y están formados por cuatro columnas de tres vocablos y sustantivos cada una, tomados del "universo vocabular" del niño, precedidas por un dibujo, tendiente a facilitar el aprendizaje de la lectura inicial.


Los Conjuntos ofrecen la ventaja tecnológica de poner en juego canales visuales, auditivos y motrices. El primer canal se estimula con la "Palabra Imagen" que determina la visualización. El canal auditivo se estimula con el ritmo y consonancia y, el motriz, a través de las ejercitaciones de copia.


La educadora argentina Sandra Esteves, escribe respecto a las  sílabas: “Una persona que accede por primera vez a la lectura, como es el caso de un niño de cinco o seis años, encontrará dificultades al enfrentarse con este tipo de segmentos mínimos (sílabas) de la escritura alfabética. Este problema se agudiza aún más en aquellos sistemas alfabéticos en donde la relación letra/sonido es poco o  nada consistente, como es el caso del inglés... Un niño que está desarrollando sus capacidades de lectoescritura es necesario que  haga un análisis de la cadena sonora representada por los fonemas, asocie dichos fonemas con sus respectivos grafemas y sintetice en una secuencia ordenada cada letra que va a escribir en el papel”. (lectografia.com.ar) Precisamente, esta secuencia ordenada, se desarrolla en todo el libro Coquito y la afianza en lo que llamamos Conjuntos Integrados, que son vocablos agrupados de tres en tres, en la que la primera palabra va acompañada de la imagen (palabra-imagen).


Estas palabras, se componen de solo dos sílabas directas (consonante y vocal), que tienen, como característica, el ritmo y la consonancia, determinados por el acento de intensidad y el fonema. Cuando la columna empieza con una palabra grave, todas las palabras de la columna son graves, y cuando la columna empieza con una aguda, todas son agudas: tongadas (consonante, vocal, vocal) y trabadas (consonante, consonante, vocal), concluyendo con las sílabas complejas (consonante, consonante, vocal, consonante o, consonante, vocal, vocal, consonante). Así se tiene en cuenta el esquema silábico del español. La presencia de la imagen que encabeza cada conjunto integrado tiene una importancia especial, pues antes de leer las palabras, el niño debe leer las imágenes para asociar imagen con palabra, sin silabeo, comprendiendo su significado. Después de esta asociación, palabra imagen, lee las columnas de palabras tal como las pronuncia en su cotidiano hablar. Este par de palabras se denominan pares mínimos (que, con la palabra imagen, tienen ritmo y consonancia).


Junto al ritmo va otro apoyo, la consonancia, que es el juego y presencia de solo dos consonantes en toda la columna: la que se aprende en la lección y la que se repasa. Estas palabras, de dos sílabas directas formadas por una consonante y una vocal, serán más adelante continuadas por sílabas inversas (vocal y consonante), luego por sílabas mixtas (consonante, vocal, consonante), seguidas por sílabas diptongadas (consonante, vocal, vocal) y trabadas (consonante, consonante, vocal), concluyendo con las sílabas complejas (consonante, consonante, vocal, consonante o, consonante, vocal, vocal, consonante). Así se tiene en cuenta el esquema silábico del español. La presencia de la imagen que encabeza cada conjunto integrado tiene una importancia  especial, pues antes de leer las palabras, el niño debe leer las imágenes para asociar imagen con palabra, sin silabeo, comprendiendo su significado.


Después de esta asociación, palabra imagen, lee las columnas de palabras tal como las pronuncia en su cotidiano hablar. Este par de palabras se denominan pares mínimos (que, con la palabra imagen, tienen ritmo y consonancia). Se pasa después a leer  solo las palabras de cada columna, en este orden: a) De arriba abajo, b) Se repite de arriba abajo y luego de abajo arriba. c) En sentido horizontal. Una de las razones por la que los métodos de lectoescritura deben nacer del propio idioma, es que se puede aprovechar sus cualidades, como en el caso del idioma español que tiene la ventaja –no siempre considerada en su real dimensión– en el que se lee como se escribe y se escribe como se habla, es decir, es un idioma transparente, lo que debe aprovecharse. La investigadora citada, Sandra  Esteves, así lo explica: “El español es un sistema escrito considerado transparente, con un alto grado de consistencia en su principio alfabético (Jiménez Gónzalez & Muletón Ayala, 2002); cuenta con muy pocos casos en los que las correspondencias grafemafonema no son biunívocas, como aquellos en los que a un grafema le corresponde dos fonemas (c y g) o a un grafema no le corresponde ningún sonido (h). Los sistemas ortográficos transparentes son mas fáciles de aprender que los opacos (Wimmer y Mayringer, 2001; Ziegler, Perry, Ma-Wyatt, Ladner, y Körne, 2003). Según este criterio, las ortografías transparentes son aquellas con un alto grado de consistencia, en las que predominan las correspondencias grafema-fonema uno a uno, mientras que en las opacas existen muchos grafemas a los que les pueden corresponder varios fonemas y viceversa, con una elevada presencia de palabras inconsistentes”. Además, afirma:


En ese sentido, la enseñanza inicial de la lectura en español debe explotar las características enormemente facilitadotas que sus estructuras fonéticas y silábicas ofrecen…”  En ese sentido, la enseñanza inicial de la lectura en español debe explotar las características enormemente facilitadotas que sus estructuras fonéticas y silábicas ofrecen…”


En Coquito, al aprovechar la característica fonética del idioma español, se empieza el aprendizaje de la lectoescritura por las cinco vocales que tienen cada una un solo sonido. Concluida esta etapa inicial, el niño o la niña están aptos para empezar el aprendizaje propiamente dicho, el que se presenta en lecciones graduadas para dar al alumno la satisfacción de andar por un camino llano.


Una de las lecciones de la globalización, es que no podemos tener un idioma universal, y que los nacionalismos y regionalismos se reducen al modo de hablar el idioma y la forma de escribirlo, en otras palabras, somos el resultado de la forma en que hablamos, leemos y escribimos y esto nos distingue de los demás, lo que hace muy necesario enfatizar la comprensión de estas actividades lingüísticas.


Este es un homenaje al Amauta Everardo Zapata Santillana, autor de “Coquito" que salió por primera vez al mercado en la ciudad de Arequipa, en 1955. Hoy día, son 12 los países, entre América del Sur, Centroamérica y el Caribe, México y España que enseñan a sus niños a leer con Coquito. Es autor igualmente de más de 60 publicaciones de obras y material didáctico para Preescolar y Primaria, los mismos que se distribuyen bajo el sello de "Coquito".


Para hacer de la lectura un hábito hay que aprender a leer con facilidad y versatilidad; y así haremos de un libro realmente un amigo y  por consiguiente,  recuerde siempre que la lectura más que una obligación académica es un placer, es una forma de ubicarnos en el mundo en el que vivimos, amplia esquemas, desarrolla el vocabulario, aumenta la autoestima, proporciona seguridad.

Name:
E-mail: (optional)
Smile: smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 

| Forget Me
Siguenos
Busca Frase
Mundo Blogs


La poesía de los cielos



Pre-Textos